Blogia
inde-docs

El síndrome de la Campana de Huesca

El síndrome de la Campana de Huesca

En esta tierra cainita que es la aragonesa, parece que arraigó de manera singularísima el consejo que el abad que San Ponce de Tomeras dio a Ramiro II, el Rey Monje, para solucionar el problema de sus nobles levantiscos.

Aunque es archiconocida, resumo la historieta: Ramiro II, que se había visto obligado a dejar los hábitos y su querido monasterio para ocupar el trono del Reino de Aragón porque no había otro sucesor en ese momento, tuvo que enfrentarse al grave problema que le suponía la actitud de sus principales nobles, no muy dispuestos a subordinarse al poder de un rey que creían flojo de ánimo y poco ducho en asuntos de política y guerra. Sin saber muy bien qué era lo que debía hacer, Ramiro II consultó la opinión de su antiguo abad, y envió a un emisario para que se lo preguntara.

Cuando el emisario llegó, el abad estaba cortando las flores más altas de su jardín. Y esa fue su única respuesta: "Dile al rey lo que me has visto hacer". Ramiro II entendió que lo que tenía que hacer era cargarse a los personajes más significados, y a fe que le hizo caso. Reunió a sus nobles, al parecer con la noticia de que quería tratar con ellos la situación, y cuando los tuvo a todos en su palacio los hizo bajar a una sala donde, uno a uno, un verdugo les fue cortando la cabeza. Con las cabezas, cuenta la leyenda, hizo sonar una campana "que se oyó en todo el Reino".

Bueno, pues no imaginaba aquel abad la fortuna que iba a hacer en Aragón aquel su consejo: aquí parece que no tenemos otra cosa que hacer que estar esperando, con la tijera bien dispuesta, a que alguien despunte un poco y saque la cabeza por encima de la media. Porque en ese momento, ¡zaca!, le pegamos un tajo que lo dejamos seco. Chst, qué coño se había creído ése.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

11 comentarios

angel -

¿el amigo se llama pedro?.

cacahué -

bonita sonrisa,generalizando

Inde -

Hombre, Cacahuéeeee!! Cuánto tiempo sin verteeee...

Hala, venga, que te has vuelto a lucir: eso de criticarme porque generalizo diciéndome que "generalizo, como siempre", te ha quedao alicatao.

:DDDD

cacahué -

¡qué fueeerte!¡generalizando como siempre!estos lamentos sí son "siempre"cainitas

Inde -

:DDDD

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

39escalones -

Al menos, ya que se pone uno a decapitar, podrían hacerlo "desde el cariño"... De todos modos es una anécdota muy presente en otras culturas, incluso en versiones muy antiguas, así que me temo que no es únicamente patrimonio nuestro. Propongo una buena erogación como remedio...

Entrenomadas -

Ya, ya.
Lo cierto es que esa información me dejo cierta sensación de confusión, de duda, de incertidumbre.
Al mismo tiempo imaginé que una vez más la prensa hace y dice lo que le apetece, aunque no guarde relación con la realidad.

Da mucha rabia esto.
La campana de Huesca me parece terror puro y duro.

Kisses,

M

Inde -

No, no, la cosa no va por mí; va por un amigo al que ha vapuleado la prensa esta semana, y que en otras tierras se lo rifarían.

Bueno, suponía que no hacía falta aclarar que no iba por mí, aunque el primero que me lo preguntó fue mi hermano: "¿Te ha pasado algo?". Pues no, no; a mí no me ha pasado nada.

Me desmoraliza esta tendencia nuestra, no obstante. Así no vamos a llegar nunca a ninguna parte, pedazo rancios que somos.

Juan -

Me has dejado con la mosca detrás de la oreja...

laMima -

Cosa, cosa, cosa. Toma vocabulario extenso.
Me he lucido.

laMima -

Ay querida, no es patrimonio de Aragón semejante cosa. No.
Tiene bemoles la cosa.
Bueno, gracias por la historia y...espero que no vaya contigo la cosa querida.
Muacks.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres