Blogia
inde-docs

Las manos

Al coger las monedas con las que le pagaba un kilo de plátanos, le dice el del puesto del Mercado Central a mi padre:

--Esas manos poco han trabajao, ¿eh?

Y mi padre, con su retranca habitual:

--Coño, como que me he pasao toda la vida en una oficina y ya ves: estoy nuevico.

Aún recuerdo la vez que, estando sentada a su lado, me dio dos palmaditas y una "caricica" en las piernas y tuve que tirar las medias...

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Mamen -

La salida de tu padre es genial. Así, si señor...
Un saludo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

vesania.- -

jajajajajaja
¡menudo ojo!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres