Blogia
inde-docs

Susana, me temo que la cola es eso

Ayer estuvimos en la Expo con unos parientes llegados de Cádiz y lo pasamos bien, sí. Y eso que era mal día para ir, por aquello de las aglomeraciones.

Como mis primas de Cádiz tienen muy buen humor y es contagioso, nos lo tomábamos todo a bien. Incluso lo de las colas:

--¡¡Aforo completo para el Hombre Vertiente!! -voceaba un voluntario.

--¿Yaaaa?

--¡Huy, que si ya! Y si quieren asegurarse entrar en la próxima sesión, pueden ir poniéndose en la fila ahora mismo...

Nos tronchábamos de risa, claro. Dos horas y media de cola, por dios, a qué fin.

Nos íbamos a tomar unas cañas.

Casi a la hora de cierre de pabellones, no quedaba casi nadie delante del de México. Así que entramos. Un montaje audiovisual muy chulo, muy moderno, un ambiente muy tecnológico-fantástico, visualmente una preciosidad. Nos encantó, de verdad. Pero nos imaginábamos, muertas de risa de nuevo, lo que habríamos dicho de ese pabellón de haber tenido que esperar, para ver eso, dos horitas al sol...

Poco después de ver cómo la gente se aglomeraba intensamente para coger sitio en el Anfiteatro 43 (desde más de dos horas antes, oigan), en la explanada delante del mismo y en el balcón de los pabellones de países que quedan enfrente, para ver a Víctor Manuel y Ana Belén, supongo (previo concierto de la Banda Municipal de Soria, que me figuro que jamás se habrá visto en otra como ésa), nos fuimos a casa. Entonces sí que había una marea de gente, y ya no sé dónde cuernos, a esas horas, podía nadie seguir haciendo cola, pero el caso es que fue en ese momento cuando oí decir a una paisana la frase que da título a este post.

Marché solita hacia el bus. Hacía una noche fantástica, había un ambientazo que pa qué, todo el mundo parecía contento, el personal oía música sentadico en las terrazas y disfrutaba de la noche. Dos DJ’s ponían una musiqueta bien buena bajo una pequeña carpa al lado del Pabellón de España y la gente lo estaba pasando bien.

Si te olvidas de que está dedicada al "Agua y desarrollo sostenible", te puedes reconciliar con la Expo facilmente.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Javier López Clemente -

Aprovecho el tono jocoso, para mi, el lema de la Expo ha sido "Ambar Lemon y espectáculos sostenibles"

Salu2 Córneos.

bercimuelles -

Si quitamos las visitas enchufadas previas a su apertura y una excursión nocturna en julio para bailar a los mejicanos Café Tacuba, ayer fue mi primera visita a la Expo. Disfruté lo mío sin hacer una sola cola de más de 20 min (requisito obligatorio: que estuvieran a la sombra). Y sin madrugar un carajo :D

Es cuestión de prioridades: a mí no me compensa estar ni una hora en una cola para ver un audiovisual chupiguay de 10 min. El de Corea lo disfruté sin apenas cola y es más hermoso que el archicacareado de Japón.

Por cierto, al "marionetero" del Teatro Arbolé que escenificó el cuento de "Los tres cerditos" le aplaudimos hasta que nos salió humo de las manos, QUE TÍO MÁS GRANDE! QUÉ ACTORAZO!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Inde -

Ay, Vailima, Vailima, si yo te contara...

Vailima -

creo que ese ejercicio "si te olvidas", me es imposible de realizar.
saludos
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres