Blogia
inde-docs

Me sumo a las preguntas inexplicables

Me cabrea profundamente el empeño con que, desde todos los ámbitos (institucional, empresarial, político e incluso "oenegero", que ya les vale: como si hiciera falta que estos últimos abundaran en el mensaje oficial, a modo de repetidor de submarino), se nos machaca a la ciudadanía con el asunto de las "buenas prácticas ambientales" (separar la basura, usar bombillas de bajo consumo, ducharse en vez de bañarse, cerrar el grifo mientras te lavas los dientes, apagar el standby de los aparatos, etc., etc., etc.), como si con eso fuéramos a arreglar el planeta. No digo que no haya que hacerlo, pero sí que echo en falta igual brío y fervor en azuzar con cosas más "grosas" a las grandes empresas y organismos varios que machacan el medio ambiente impunemente y a lo bestia. Que sería más efectivo en cuestión de lograr algo, me parece.

Claro que meterse a fondo con la ciudadanía es fácil y gratis, y lo otro no.

Con todo y con eso, hay cosas, pardiez, que no entiendo que hagamos los ciudadanitos de a pie. Así que, uniéndome a las preguntas de difícil respuesta que planteaba LaMima el otro día, en mitad de sus espero que excelentes vacaciones, me planteo lo siguiente:

Son las doce y tres minutos de la noche. Hace una temperatura la mar de agradable, fresquita incluso, y hasta corre vientecillo. Se está divinamente con las ventanas abiertas. De modo que...

...¿qué coño hacen un par de vecinos míos con el aire acondicionado puesto a toda castaña?

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

Entrenomadas -

Pues me da que tus vecinos son primos de los míos.
Ayyyy,

Kisses,
M

Fernando -

Lo que hay que hacer no es controlar la natalidad sino ponernos fecha de caducidad, como en La Fuga de Logan...

Soluciones hay para todo!

Harry Sonfór -

Lo que sucede es que sus vecinos han visto la campaña de televisión «Cada gota cuenta», que patrocina la marca jabonera ecológica Ariel, esa en la que salen unos monicacos dibujados que andan raro. También salen unas vacas dibujadas que andan raro porque no les han puesto articulaciones. La marca jabonera ecológica Ariel asusta a los pobres niños diciéndoles que no jueguen con el agua de la ducha de la piscina, que el agua no es para jugar, que si no se van a quedar sin agua en la piscina y cuando se tiren a ella van a acabar todos en el fondo como si fuera una fosa común. En otro les asustan con la cosa de abrir la puerta del frigorífico varias veces y en otro con la cosa de que no pueden jugar con el agua de las fuentes públicas, que nos vamos a quedar sin animales, sin plantas y todo más seco que la gota de la torre del agua. Si ustedes tienen niños un poco sensibles, intenten que no vean esos anuncios, que más que niños concienciados les van a salir niños con complejo de culpa, traumatizados de por vida. Sus vecinos, eso, están haciendo un plan de contraataque a ver si los niños de los anuncios patrocinados por la industria jabonera ecológica se cansan y en lugar de ir de sabiondos se convierten en niños que hacen cosas de niños, como jugar un rato con el agua.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Vailima -

La vida es así: a uno siempre le toca en suerte un imbécil como vecino. Si encima tienes dos vecinos así... pobre.
saludos

elToño -

Opino que no existen soluciones medioambientales. Las soluciones a TODOS LOS PROBLEMAS de la humanidad (si he dicho a todos)pasan por el control de la natalidad a escala mundial.
Somos 6.000M de personas y en 1960 eramos 3.000M. En 2050 la situación será insostenible hasta el punto de que reciclar botellas es como apagar un incendio meando.
¡Amiga Inde, con la iglesia hemos topado!

Gabriel -

Una de dos, o somos vecinos, o tenemos la misma mala suerte.
Mis vecinos hacen lo mismo, incluso han dejado el aire puesto toda la noche, con una temperatura mas que agradable.
No me explico que "calenturas" sin conciencia pueden tener.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres