Blogia
inde-docs

Lo oigo todas las mañanas en la radio

Y lo flipo. Es un anuncio:

--Chica, no sé cómo tener a mi marido entretenido.

--Tú mira al mío, ya verás: ¡Cariño, los chorizos!

[Voz de tío canturreando, al fondo:]

--¡Loooos chorizos parrillerooooos...!

[Nuevamente, ella:]

--Ahora está loco con la barbacoa. Pero espera que empecemos con la reforma del baño. ¡Y qué descuentos!

[Voz del locutor, dando el nombre de la empresa anunciadora.]

Es como de frenopático... ¿no?

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

9 comentarios

Inde -

¡ay, Marga, pobrecica mía! Va, que te invito a unas cañas pa compensar...

Que hace mil años que no nos vemos, va...

entrenomadas -

Perdonad pero acabo de recordar que el peor de todos es el de MEDIAMARK(no estoy segura de cómo se escribe)
Dicen algo así como yo NO SOY TONTO, O ESTO ES EL DESPELOTE, y cosas rarísimas.

Sin ninguna relación con el objeto a vender y encima con mal gusto.

elToño -

¿ os acordais de aquellos de Joaquin Prat cantando Milupa en la radio ?
Aquello si que era violencia de género

Marga -

Pues si supieras Mari que en mi curro pasamos a cinta los spots de Tuco y Rey. Son interminables mañanas de estar escuchándolos permanentemente, en ciclo continuo, durante 7 horas.

Besos
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Inde -

Ahí le has dao, Santi: pero no sólo las empresas deberían replantearse lo de su publicidad, por contraproducente (cada vez que oigo los anuncios de Muebles Rey o de Tuco me dan ganas de irme corriendo a Ikea), sino que las propias emisoras de radio habrían de valorar el daño objetivo que esa publicidad les hace (cada vez que oigo un anuncio de Muebles Rey o de Tuco apago el aparato de radio... y la Cadena SER pierde un oyente).

Y es que lo de los anuncios de muebles es otro tema: se ha generalizado un mismo formato, agresivo y chillón, absolutamente desagradable, que yo no diría que va dirigido a oyentes de Ama Rosa, sino a los mismos del frenopático de los chorizos parrilleros...

:P

SantIP -

Hace mucho tiempo que comencé a odiar al restaurante las palomas, y la culpa es de su anuncio.
Pero los hay peores. Estoy convencido de que los publicistas de la radio siguen pensando que su publico objetivo escucha Ama Rosa.
Salvo los de la Once, son los únicos que me parecen aceptables, a todos los demás los convertiría en chorizos parrilleros.

entrenomadas -

Yo le veo un toque entre Sócrates y Confuncio.

Sí, algo de Marx también, pero de los hermanos. Creo que no lo has escuchado con atención querida Marisancho.

Besos sin publicidad

laMima -

Lo sufro también, si si. Después de la cancioncilla del Restaurante Las Palomas es otra de mis pesadillas.
Una muestra clara de lo que la mente humana puede hacer con una sobredosis de zarzaparrilla.
Como dice Mamen tiene tela para analizar la cosa, ¿te imaginas al maromo saltando como Viky el vikingo tras elegir el alicatado del baño?...una pesadilla, te lo digo yo. (Salvo por la cosa de los choricillos..)

Mamen -

Ya con la primera frase tiene tela para analizar, pero lo cierto es que con los anuncios de radio, no te paras muchas veces a pensar, por lo menos ese es mi caso. Normalmente estás haciendo otra cosa y parece que pasan desapercibidos, pero no, porque empieza a sonar la primera nota mucsical o la primera palabra del mismo...los repites de memoria como un lorito.
Parecen simples pero deben ser efectivos(los de algún concesionario de coches no se me olvida... "aaaaautofeeeeria")
Un saludo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres