Blogia
inde-docs

Tenía que llover hasta que hiciera borbollos la sirena

Eso es lo que solía decir la siña Ana Mari la Cocheta, enfadada, cuando había sequía.

"La sirena" en mi pueblo ya no suena, pero está instalada en el campanario de la torre de la iglesia y antes tocaba puntualmente a las 12 del mediodía.

Yo me acuerdo de lo que decía la siña Ana Mari (igual lo sigue diciendo, pero hace mucho que no la veo) no cuando hay sequía, sino cada vez que llueve.

Hace un rato, he salido a la terraza y llovía. Me gusta tanto la lluvia que, obviamente lejos de cualquier consideración racional, me gustaría que no parara de llover.

 

A cántaros (Pablo Guerrero):

Tú y yo, muchacha, estamos hechos de nubes
pero ¿quién nos ata? pero ¿quién nos ata?
Dame la mano y vamos a sentarnos
bajo cualquier estatua, bajo cualquier estatua,
que es tiempo de vivir y de soñar y de creer
que tiene que llover, tiene que llover, tiene que llover,
tiene que llover a cántaros.

Estamos amasados con libertad, muchacha,
pero ¿quién nos ata?, pero ¿quién nos ata?
Ten tu barro dispuesto, elegido tu sitio,
preparada tu marcha, preparada tu marcha.
Hay que doler de la vida hasta creer
que tiene que llover, tiene que llover, tiene que llover,
tiene que llover a cántaros.

Ellos seguirán dormidos
en sus cuentas corrientes de seguridad.
Planearán vender la vida, la muerte y la paz.
¿Le pongo diez metros, en cómodos plazos, de felicidad?

Pero tú y yo sabemos que hay señales que anuncian
que la siesta se acaba, que la siesta se acaba,
y que una lluvia fuerte, sin bioencimas, claro,
limpiará nuestra casa, limpiará nuestra casa.

Hay que doler de la vida, hasta creer,
que tiene que llover, tiene que llover, tiene que llover,
tiene que llover a cántaros...

(1972)s]

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

mamen -

No sabía esta expresión pero es muy propia de Ana Mari. Mi padre decía que "una buena rodillada..."
Qué de recuerdos con la canción de P. Guerrero, eran los tiempos pre-todo. Sin conocerlo a él (no iban a sacarlo por la tele con lo rojeras que era) me gustaban sus canciones sobre todo ésta. Es toda una filosofía de ánimo y esperanza, que por supuesto sigue siendo vigente en estos tiempos en que no se si hay señales de que la siesta se acaba.

Mamen -

¡Las veces que he cantado y que aún canto esa canción!(Creo que cada vez que oigo "tiene que llover")
Necesitamos agua, necesitamos que llueva..."para socorrer los frutos con que nos alimentamos"
Un saludo
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

SantIP -

En Benasque había uno que decía: Tendría que nevar hasta que se enrasaran los picos.
Y es que los mayores tienen mucha sabiduría.

laMima -

Tú ya sabes que una de las cosas que mas me sorprendió de Aragón cuando llegué era esa especie de histeria colectiva que se producía en cuanto empezaba a llover: todo el mundo se asomaba a las ventanas o salía a la calle.
Claro, eso para alguien que venía de una tierra donde la gente tenía un paraguas para diario y otro, más bonito, para los domingos resultaba cuando menos curioso.
Ahora entiendo mejor la cosa y yo también me asomo a la ventana cuando oigo la lluvia,me habré "aragonesizado" jeje.
Eso sí, jamás podré expresarme con la chispa de gente como la siña Ana Mari, ¡¡pardiez!!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres