Blogia
inde-docs

Enseñanzas

Desde las gradas he visto a Quinito hacer trampa en la piscina para adelantar a otro chavalín.

En el vestuario le he reñido. "No se trata de llegar el primero, se trata de aprender bien a nadar. Y si fuera una competición, tendrías que intentar ganar, pero sin trampas. Qué feo eso que has hecho".

Quinito se mostraba compungido. Hemos vuelto a casa muy callados, él varios pasos detrás de mí, que empujaba enfadada el carro de Julia.

Ya en casa, una conversación telefónica me llena de amargura la boca y me hace revivir lo que me decía esta mañana una persona que aprecio y me aprecia: "No hagas tonterías, Mari. ¿De qué vas? Tienes dos hijos. El dinero no es una cosa para despreciar. Te toca tragar, en todos los trabajos hay que tragar. ¿Qué te crees que me pasa a mí? Lo mismo que a fulano, y a mengano...".

El 22 de diciembre decían por la radio, mientras se oía de fondo el soniquete de los niños de San Ildefonso, que el 80% de los premios de la lotería se destinaba a cancelar hipotecas o a contratar hipotecas.

Si vuelvo a ver a Quinito hacer trampas en la piscina dudaré entre callarme o jalearle por la hazaña.

[Addenda: mientras escribo esto y me sorbo los mocos, veo a Joaquín padre sablear la hucha de Quinito... y dejar el equivalente exacto de la cantidad sableada en forma de billete.]

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

Antonio -

Hala Mari, que si no fuera porque la IDA (Izquierda Depresiva Aragonesa) es un partido de un solo afiliado (Labordeta), me apuntaba contigo e Inma, para intentar alcanzar algún "consenso".
¡Besos moceta!

SantIP -

Pero no los aparentas.

Inde -

Que vivimos a un paso de la piscina, ¿eh? No soy tan dura...

No nací ayer y he trabajado en muchos sitios (autónoma, temporal, inestable), así que no soy ninguna pipiola, os lo juro, compañeros. Y tengo ya muchos añazos.

Pero aun así...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

SantIP -

A veces tragamos, a veces trampeamos (con mejor o peor suerte). Otras veces nos defendemos.
Y, de vez en cuando se pega un puñetazo en la mesa y se habla claro.
Y si Quinito vuelve a hacer trampas, volverás a afearle la conducta.
Pero no hace falta que mantengas el enfado durante todo el trayecto, "probecico".
Y el dinero, es sólo eso, dinero. Que sólo vale para tener una tele o un coche más grande. Está demostrado que los que ganan dos millones al mes no son más felices que los que ganan uno y medio. Y yo hay días que no los gasto.

laMima -

Ay coraçao, tu amiga tiene razón: hay que tragar casi siempre. Eso sí es el yugo de "los de abajo". Lo de hacerlo con o sin trampa es ya otro tema. Si.
Pero se puede seguir con ilusión, nunca se sabe en que momento la suerte nos enseña la cara.
Muaaaacs.

Isabel -

Te entiendo.
Yo lo pienso (por ahora no me ha tocado, pero llegará seguro) y lo peor hacerles entender que ese tío que está forrado en la tele por contar sus "hazañas amorosas" no es un personaje a imitar... con lo fácil que es "trampear", verdad?
Un beso.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres