Blogia
inde-docs

Hostión

Cuando Antón Castro llegó a Zaragoza, siendo prácticamente un crío, estuvo un tiempo trabajando en un bingo. Tenía una familia que mantener, etc. Sin embargo, en un momento dado optó por un futuro laboral más incierto, más arriesgado pero más querido, más acorde con su valía y aspiraciones. Quemó las naves y dejó el bingo.

Hace poco más de un año, a finales de 2006, yo abandoné un trabajo estable por un proyecto que me parecía magnífico, aunque también arriesgado, incierto y, en este caso, temporal: justo hasta la Expo, si todo salía bien. Sabía que estaba haciendo una locura, pero merecía la pena participar en una aventura tan hermosa.

Así que yo también me lié la manta a la cabeza y "dejé el bingo" (Víctor Juan lo dijo tal cual en su web, así que más de uno pensaría que lo que pasaba es que había dejado mi adicción a los números, las líneas y las bolitas, jeje).

Bueno, pues ha salido mal. Qué le vamos a hacer.

Una vez más aquí estoy, silbando en la vía. Con la cabeza alta, una mano delante y otra detrás.

Se ofrece chica para bingo, a falta de sueños.

[Addenda: Dejo aparcada sine die la idea peregrina del "curso de ética bloguerística", porque no estoy yo ahora para enmendarle la plana a las letras; bastante tengo con sosegar mi casa.]

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

22 comentarios

Angeles -

Animo y adelante! Abrazos de alguien que siempre está abriendo y cerrando puertas. Dándose tortas, creando proyectos con ilusión. Seguro que surge algo.

jcuartero -

Siempre hay que intentar lo que a uno le gusta, recuerda a nuestro amigo Fitzcarraldo. Besos y abrazos

Marga -

Pues empezaremos de nuevo, como siempre. Con alegría y esperanza, y sobre todo con honestidad. Muchísimos besos.

arqueoGuti -

Seguro que es temporal y pronto estarás en otras tareas con ese ímpetu y entrega generosa que te caracteriza. Besos

mamen -

Pues ellos se lo pierden.
Ánimo y un besico muy fuerte.

Diego de Rivas -

Mi querida amiga, Inde. Tú tranquila, que la que vale ... y tu, vales mucho. Tu honestidad y coherencia, ya dejo de asombrarme.

Ahora, me sorprendes con tu capacidad de superación. Si te consuela algo. En mi caso, esto de tí ahora me sucede cada cierto tiempo. Y de las caídas siempre se aprenden muchas cosas.

Ahora, bueno desde hace meses, estoy conociéndome y sorprendiéndome mucho. Así que ... mi querida Inde.

A seguir así!!! Dándonos ejemplo en todo.

Besicos 'hostiados!. Los míos, claro. Jejeje

javier -

et corrigenda.

Javier López Clemente -

Algunos incapaces de arriesgarse se alegran de los hostines ajenos, sin embago, también existe una raza de prudentes cobardicas que admiramos a la gente capaz de arriesgar.
Claro que decirte esto es no decirte nada porque yo ni me arriesgo ni creo que lo haga, por lo tanto mis palabras, que cada vez vislumbro como insipidas, no creo que te sirvan de mucho. Eso si, sólo te puedo garantizar mi seguiento en todo lo que nos cuentas y mi admiración, barata, pero admiración al fin y al cabo.

¡Suerte!

Salu2 córneos.

Juan Gavasa -

Mucho ánimo compañera, que tú de ésta sales con la cabeza bien alta. Un abrazo

Fernando -

Dime que quieres hacer, y qué no quieres hacer, y me pongo a ayudarte a buscar. Alguna idea de algo menor ya tengo que te podría proponer. Hablamos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Enrique Galé -

La verdad es que hoy menos que nunca sé qué escribirte, Mari. Sobre todo porque ni siquiera puedo ofrecerte un trabajo.
No esperaba nada de la Expo, pero esto es menos que nada.
Ánimo, ánimo, ánimo.

Pepe Cerdá -

Dime de qué quieres currar, que yo te busco el curro, o lo intento.
Besos.

jose -

Como siempre digo, "todo llega y todo pasa, unas veces para bien otras para mal, quédate con lo bueno y deja que lo malo pase", por cierto si buscas trabajo, mándame un mail y hablamos.

Isabel -

Tomar una decisión así no es fácil, y lo que es mas dificil aún: reconocerlo.

Seguro que pronto llegará otro proyecto nuevo !

Mucho ánimo, un beso.

Javier -

Lo más importante es tu capacidad de superar los hostiones. Proyectos no te van a faltar. Mucho ánimo y un beso gordo.

laMima -

Querida mía, no te preocupes.
Tiene que haber valientes como tú para que el mundo siga girando.
Como a Santi, sabes que me da envidia tu honestidad. Algo bueno te tiene que estar esperando.
Y si hace falta silbaremos todos hasta encontrarlo.
Besos, apreturas y todísimo guapa.

Inde -

Amigo Bercimuelles... ¡pues no me ha hecho llorar, esa canción! Pero es un lloro bueno.

Gracias, mil gracias.

Luisa, Santi, Marta: gracias también, necesito esos cariños.

entrenomadas -

Pues si ha salido mal no habrá sido por ti. ¡Pero cuánto imbécil hay suelto por ahí!
Lo estoy comprobando. Muchos.
Tenemos que comer y reírnos un ratico.
Nos vendra bien.

Un abrazodeesosqueespachuranunratolargoylargomuylargo.

Marta

bercimuelles -

"Una vez más aquí estoy, silbando en la vía."

Como buen zangolotino, cantar recuerdos de infancia me "deshostiona".

Sílbame,
tú sílbame
si te encuentras en peligro
sílbame,
tú sílbame y ya voy

Pon la boca así como si fueras a beber
ve soplando el aire poco a poco y a la vez
sale tu silbido y ya no hay nada que temer

Hay muchos peligros
cosas fáciles, difíciles
y gente buena y mala
aventuras, desventuras sin parar

Silba fuerte fuerte y el problema no es problema
porque siempre hay un amigo que desea estar contigo
y ahí está.



Un espachurrabrazo.

SantIP -

Los Berzas ya lo cantaron; "Vivo en la vía".
Y el baturro de las pipas, mira la de años que lleva diciéndole al tren que se aparte.
Es de suponer que si has tenido valor para "dejar el bingo", también tendrás capacidad para encontrar otro bingo.
Un abrazote, desde la envidia de quien se resiste a dar un carpetazo y cambiar de proyecto.

Luisa -

¡Ehhh! Que ya sabes que las vías siempre llevan a alguna parte. Mejor el riesgo, siempre mejor, niña. Aunque nos den en el morro a veces. Ya lo sabes tú. Y "palante", que ideas no te faltarán ni lugar hacia donde echarlas.
Besicos mil.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres