Blogia
inde-docs

Abrevie, párroco

La consigna para todo es: dilo en pocas palabras, sé breve, el mensaje es más eficaz.

Pero a veces la brevedad no es buena porque significa superficialidad. Y si actuamos en función de lo sabido a través de un flash, andamos a tontas y a locas.

No tenemos tiempo para escuchar ni para leer argumentaciones largas (salvo que quien las exponga tenga poder: a ése no se le deja nunca con la palabra en la boca), así que a menudo nos perdemos cosas importantes. Nos hemos malacostumbrado.

A mí, que tiendo a ser prolija y me gusta el detalle, eso me molesta tanto como las exposiciones redundantes. Pero un texto o una alocución larga no tienen por qué serlo.

Nos dejamos meter unos goles tremendos por falta de tiempo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

Diego de Rivas -

Abreviendo, que es gerundio. La crónica de la cena ya está.

Besos,

Diego de Rivas -

Inde, por fin te saludé y nos hablamos. Tuve intención de hacerte foto pero me despisté en una oportunidad que tuve.

Oye, tienes - desde anoche - a tu disposición crónica del X y fotos. Me falta ampliar, pero poco a poco.

Un beso,
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Antonio Pérez Morte -

¡Hay algunos que llevando la brevedad al límite la reducen a un gesto!
¡Besos!

laMima -

Amén maja.
No se si es que nos hemos vuelto mas vagos que la chaqueta de aquel, o que nos creemos listísimos "y a buen entendedor..", o simplemente que vivimos más tranquilos sin saber.
En cualquier caso pérdida de tiempo muchas veces por dedicarlo a otra cosa.
Aunque hay imponderables, claro. En mi caso ese post es un grito desesperado pidiendo pausa: para escribir sobre algunas cosas ¡y para pensarlas!.
Que te lo digo yo, demasiadas "caenas".
Muá.

Inde -

Acabo de entrar en el blog de LaMima y su post de hoy se titula "Breves"... ¡pero lo suyo tiene mucha más sustancia!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres