Blogia
inde-docs

Político antes que monje

En el monasterio:

--Padre abad, ¿podemos fumar mientras rezamos?

--¡¡De ningún modo!! Pero ¿qué os habéis creído que es esto? ¿Un bar? ¡Qué herejía!

Al día siguiente:

--Padre abad, ¿podemos rezar mientras fumamos?

--Por supuesto, hijos míos: cualquier oportunidad es buena para estar con Dios...

[Aj, no veáis lo que me estoy acordando de este chiste ultimamente. Yo habría sido de las que habrían revuelto Santiago con Roma para reivindicar el derecho a fumar en el monasterio, denunciado el atropello contra la libertad individual y de conciencia que significa no poder rezar envuelta en humo... En fin.]

6 comentarios

entrenomadas -

Me pasa como a Luisa, me han entrado unas ganas de fumar locas.

Tú tienes la culpa. Qué te reniegue a ti mi médico.
Ahora que lo pienso, empiezo por fumar o por rezar.
No sé, no sé.


Antonio -

Yo no fumo,pero me voy a tomar un "pacharancico" casero mientras blogueo...
¡Besos!

¡Ah, y el chiste (no lo conocía) muy bueno!

Inde -

Si bloguear es un placer... bloguear fumando (es lo que estoy haciendo yo ahora, precisamente), es una gozada. De modo que, querido Diego, el placer es mío.

Diego de Rivas -

Desconocía el chiste que es muy bueno. Inde, ¿puedo blogear mientras leo o me fumo un puro? porque ... de vez en cuando ... ya han pasado meses ... me fumo un hábanos que sabe a gloria.

Besos,

laMima -

Jeje, no conocía el chiste... aunque más que chiste yo diría que es una muestra del "modus operandi" de algunos. Rabiosa actualidad, si señora.
Arg, yo también volvería a fumar, si.

Luisa -

Pues a mi cada vez me entrna más ganas de volver a fumar, ay.