Blogia
inde-docs

Una reliquia

 

Ya puestos a mirar hacia arriba, que es lo que recomendaba Julián Ruiz Marín para descubrir otra ciudad, y dado que nos quedamos en la misma calle (y, casi casi, en el mismo edificio), sigo la estela iniciada con el post de la sirena para hablar de otra curiosidad.

Ese altillo acristalado que se ve en el edificio de la foto es, según me contó hace unos años Carmelo Tartón (el presidente de la Sociedad Fotográfica Aragonesa), el último estudio de fotografía que queda de los tiempos heroicos de este arte, cuando las fotos se tenían que hacer con luz natural. A este lugar (que pervive, para mi alegría, tras la habilitación llevada a cabo por Caja Navarra para instalar sus oficinas en Zaragoza, aunque desde luego supongo que aunque hayan mantenido el espacio habrán suprimido las huellas de lo que fue), a este lugar, digo, se refiere con estas palabras el propio Carmelo en el librito que hizo en 1999 sobre Los fotógrafos aragoneses para la Colección CAI100 (pp. 9-10):

"Teniendo en cuenta que a principios del siglo XX la luz eléctrica no tenía todavía entidad para otros usos que el alumbrado, dado su bajo rendimiento, los estudios de esa época debían reunir unas condiciones fundamentales: estar bajo la cubierta del edificio o ser nave de una única planta, estar orientados al norte y tener amplias ventanas al exterior y al tejado para poder dar más o menos luz cenital o lateral, a voluntad, a base de cortinas o telones blancos.

Todavía queda en Zaragoza una habitación usada durante muchos años como estudio de fotografía, con una gran ventana al frente, en el ático del antiguo edificio del Banco de Aragón, frente a la calle Alfonso, donde hoy está el Savoy".

Qué lástima que a este tipo de cosas no les demos importancia. Seguro que en ese lugar se respiraba un aura de otro tiempo, de cuando los modelos tenían que aguantar quietos quietos, apoyados en una columna para no cansarse, durante largos minutos, para que les tomaran un daguerrotipo... Y de cuando los niños, incapaces de someterse a esa tortura, salían invariablemente movidos.

Cuánto me habría gustado conocer ese lugar!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Héctor -

Como complemento de curiosidades: este edificio era originariamente la sede del Banco de Aragón, proyecto del arquitecto asturiano Manuel del Busto realizado tras ganar un concurso nacional. Este arquitecto es una de las figuras más relevantes en Asturias durante la primera mitad del siglo XX y es autor de la sede del Centro Asturiano en La Habana.
Saludos y enhorabuena por la curiosidad y las fotos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Fernando -

cada día eres más bucólica, emocional, poética...ayss..mi mosquetera se esta ganando las alas...besos ángel.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres