Blogia
inde-docs

Sirenas

 

Siempre me ha llamado mucho la atención esa sirena que se alcanza a ver desde la Plaza Salamero (vulgo del Carbón), en el edificio que hace esquina entre Teniente Col. Valenzuela y el Coso, en Zaragoza. Alguien me dijo una vez que era una alarma antiaérea que había quedado ahí desde los tiempos de la guerra y me parecía una historia muy singular.

Le pedí una foto a Javier Torres, que además de un zoom nuevo tiene una mano buenisma para captar imágenes, les pone cuidadito y mucho amor. Y me envía las dos que veis en este post.

Pero la colaboración de Javier no se ha limitado a poner las fotos: resulta que me informa de que la tal sirena funcionó como alarma antiaérea para la guerra, sí, pero su función originaria, que mantuvo hasta hace pocas décadas, era avisar del mediodía. A las doce en punto sonaba y la oía media ciudad.

Me da la referencia del libro de Julián Ruiz Marín Memoria de las calles de Zaragoza, que consulto para ver si cuenta más cosas. No las cuenta: lo que dice Javier es toda la información. ¡Olé con mis fuentes!

Y me parece estupendo haber conocido esta historia, porque pensaba yo, que soy más rural que un metro ribazo, que esto sólo pasaba en mi pueblo: no sé, me hace mucha gracia esa antigua manera de celebrar el mediodía, de poner "en moto" a la población ('ay, dios mío, pero si ya son las doce...'), de anunciar la alegría del dar de mano...

Gracias, Javier.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

8 comentarios

Gari -

pues resulta que en Donosti tambien celbramos el mediodia de esa manera...

inde -

Pepe, gracias por el enlace. Me tendrás que explicar un día el misterio que ha ocurrido hoy, que he entrado en tu página, he visto un artículo que enlazaba un post de la mía y de pronto, ascaracatacumba, ese artículo ha desaparecido. ¿¿¿???

Marga, me alegro un montón de que estés de vuelta: ¡agosto en Zaragoza está bien a ratos, pero acaba abrumando la soledad! Muchos besos...

Bercimuelles, a mí también me sale el "ole" sin acento. Besos pa ti, pa los javieres y pa la mima, que se me acaba el saldo de este garitoooo!!

Marga -

Me ha contado hoy mi padre, ya sabes el de la calle Predicadores, que durante la guerra cuando sonaba la sirena y estaba en el colegio (los Escolapios), los curas bajaban a todos los críos al sótano y era tal el jolgorio que todos los niños deseaban que vinieran los aviones de los "rojos" para bajar al refugio.

Desde pequeña me ha maravillao esa sirena.

Gracias Mari, ya estamos de vuelta.

Besos,

Marga

Pepe Cerdá -

El sonido de la sirena me acompaño todos los días de mi primera juventud. Vivía en la calle Ramón y Cajal y estudiaba en los Escolapios de General Franco, hoy Conde de Aranda. Aún la estoy oyendo. ¡auuuuuuuuuuuuuuuuu!
Te acabo de linkar, hace días que lo quería hacer pero no encontrba el momento.
Besos.
Pepe
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Javier -

La Valera, la María, y la Tin y la Tan deben ser un MP3 en comparación con la antiaérea.

Gracias a ti wapa, a vosotros, y ole con ole y olé. :)

lamima -

Anda, pues yo tampoco me había fijado en esa sirena... este Javier con su cámara nueva va a ser la pera limonera.
Abuso un poco de la conexión del ayto. de Villanúa para colgar una cosa y haceros una visitica breve (os echo de menos) pero ya se me acaba prenda: el finde ya en Ziercity te repaso como debes.
Muacs

bercimuelles -

¡Andanda! ¡No me había percatado nunca de esas sirenas! Interesantisma historia, sí señora. ¡Ole las fuentes, ole Javier, ole Inde! (¿ole u olé? a mí las gentes sureñas me carrañaron en su día diciéndome que se decía OLE. Pa'gustos.)

Javier B. -

Yo hice la misma pregunta que tú hace años y me dijeron que sirvió de alarma antiaérea. A las 12 en punto se ponían en marcha la sirena, el carrillón de la diputación provincial y el ángelus del Pilar. ¡Vaya concierto!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres