Blogia
inde-docs

Euros por micromuerto

Euros por micromuerto

Ha llegado a mis manos un ejemplar de las actas de las Jornadas de Estabilidad de Laderas en Embalses que celebró la CHE etc. el mes pasado (el programa en pdf, aquí) y tengo tantas cosas que decir sobre esto que, o empiezo ya y lo suelto, o me afogo.   

Hay en esas páginas cosas muy curiosas:  

1. Una ponencia (p. 265) dedicada a analizar la estabilidad de las laderas "en la cola del futuro embalse de Biscarrués", entendiendo por tal uno de 192 hectómetros cúbicos, es decir, un embalse oficialmente descartado por el Ministerio de Medio Ambiente desde hace meses, aunque los ingenieros siguen hablando de él como proyecto que se realizará. Una buena muestra de rigor y seriedad, para empezar. 

2. Una comunicación (p. 411) sobre tema similar en Santaliestra, que recomienda realizar un estudio específico sobre la necesidad de realizar una galería que conectara las dos partes del embalse (de un embalse descartado oficialmente hace años), previendo el caso de que una ladera se derrumbara en mitad del vaso. ¡El vaso de un embalse desechado! Más rigor, ojo qué rigor, en los estudios. Un cortaypega, es evidente, de un informe viejo. 

3. Hay una ponencia dedicada a la catástrofe de Vajont (p. 213) en la que se insiste en que hubo fuertes lluvias antes de la caída del monte Toc dentro del embalse (lo que provocó casi 2.000 muertos), llegando a decir (p. 233) que "las causas del deslizamiento se relacionan con las fuertes precipitaciones" (¡¡¡!!!). 

Aduce un testimonio de "un vecino de Casso" (pueblo ubicado en el perímetro del embalse) que empieza diciendo: "Llovía fuertemente". Mentira. Los testigos (y doy fe no sólo por haber leído lo que muchos de ellos han dicho, sino por haberlos oído de viva voz hace pocos días) relatan que esa noche lo primero que sintieron fue un viento fortísimo y que pensaron: "Viene un temporal"; pero que acto seguido alzaron los ojos al cielo y lo vieron cuajado de estrellas. Lo recuerdan perfectamente porque ahí fue cuando empezaron a sentir miedo, a pensar "dios mío qué está ocurriendo". 

4. Esa misma ponencia dice (p. 234): "Desde hace algunos años, algunos colectivos relacionan cualquier embalse con lo ocurrido en Vaiont [sic], es el denominado 'efecto Vaiont antiembalses' [¿?]. Sin embargo, no les ha parecido oportuno destacar las singularidades que acompañaron los acontecimientos de Vaiont, y que se pueden resumir en las siguientes". Y relaciona evidencias de deslizamientos anteriores, amplitud de los movimientos auscultados con anterioridad, estructura del vaso y constitución geológica de la ladera, entre otras cuestiones técnicas. 

Pero este mismo autor, René Gómez López de Muniain, omite a su vez muchos datos que a quien no le parece oportuno destacar es a él. Entre ellos, que toda la información que se tuvo por parte de los impulsores y constructores de la presa se ocultó a los afectados, que los 'responsables' de todo aquello juraron y perjuraron una y mil veces que no pasaba nada (hasta el punto de que la misma mañana de la tragedia el alcalde de uno de los pueblos afectados envió un telegrama desesperado pidiendo que las autoridades ordenaran evacuar a la población, que la montaña se movía, y le contestaron diciendo que tranquilo, que todo estaba controlado), que calificaron a quienes denunciaban el peligro cierto de "alarmistas" y de "catastrofistas" entre otras lindezas mucho peores (hasta el punto de llevar a los tribunales a la periodista que denunció el tema en la prensa)... y que todo eso, esa actitud de los poderes públicos y económicos desestimando el riesgo, ese ataque cerrado hacia quien denuncia el peligro, se parece tremendamente a lo que hoy pasa en Yesa. 

Pero sobre todo esto volveremos en otro post, dedicado específicamente a las laderas de Yesa. Digamos ahora, para terminar con esto, que una de las conclusiones del Sr. Gómez López de Muniain es que “Vaiont nos ha enseñado que estos eventos son posibles y nos ha mostrado sus desagradables consecuencias”. Dos mil muertos. Dos mil personas que perdieron la vida, más el futuro y la felicidad que perdieron los supervivientes, más el sufrimiento de tantos otros que les lloran todavía hoy. Ah, oh, qué desagradable, oyes.

El autor glosa los méritos del ingeniero proyectista de aquel monstruo que sigue siendo aquella presa, se cuida de alabar su prestigio internacional. Ni una sola palabra para las víctimas, sólo son una cifra y una desagradable consecuencia. Que se te cague un pájaro en el traje recién planchado también es una cosa muy desagradable, sí. 

Añade el mismo autor refiriéndose a lo expuesto, en un alarde de sensibilidad: “Es evidente que el ser humano se ha desarrollado porque ha aprendido de sus errores, siendo más grato todavía si se aprende de los ajenos”. Vale. Si se hubiera muerto su madre en esa catástrofe, o sus hijos, quizá no hablaría con la misma ligereza. Pero los ingenieros, los políticos, los 'responsables' de estos proyectos siempre viven en otra parte. 

Termino con la referencia al tema que da título a este post, y que es una ponencia del Dr. Ingeniero de Caminos Antonio Soriano Peña, titulada "Riesgo y peligrosidad". 

En la página 14 habla sobre "el riesgo aceptable", exponiendo que, aunque éste no es cuantificable cuando el daño potencial incluye la vida humana, hay investigadores que se dedican a eso y que, atención, "promueven el uso de una unidad de medida que denominan el micromuerto". 

El micromuerto... Una unidad de medida del riesgo aceptable en vidas humanas... 

El micromuerto equivale a "una probabilidad anual de muerte de una persona de uno en un millón".

Teniendo eso en cuenta, los políticos "promueven inversiones en planes de reducción del riesgo cuya eficacia puede medirse en euros por micromuerto".  

Chicos, yo no sé cómo funcionan los técnicos ni los políticos. Pero imaginar que se habla entre ellos del riesgo de muerte de personas, que pueden ser tú o yo, o los tuyos o los míos, en términos de "micromuertos" o de inversiones en "tantos euros por micromuerto"... 

Se me agravan las vomitinas de ayer.  

¿Qué estamos haciendo? ¿En manos de quién estamos? 

[La foto retrata el montón de cruces preparadas para señalar las tumbas de los muchísimos muertos de la catástrofe asumible de Vajont, las de los que se encontraron y las de los que no, que fueron casi la mitad, con lo cual señalaron siempre tumbas vacías. Está en la exposición de la entrada del cementerio de Fortogna, en Longarone.]

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

19 comentarios

Alb -

Hacer estimaciones y cálculos con la vida humana es macabro. pero es util y necesario para salvar vidas.

Resulta necesario tomar decisiones de las que depende la vida de seres humanos.

Algunas decisiones como ponerse el cinturon de seguridad en el coche las toma quien pone en riesgo su vida.
Pero hay otra decisiones en las que se pone el riesgo la vida de otras personas. Por ejemplo, fijar el limite de velocidad de una curva.

Para poder tomar estas ultimas decisiones de forma correcta,se necesita poder analizarlas de la manera mas objetiva posible.

Por ejemplo,los fondos que tiene la Direccion general de trafico son limitados¿En que se gasta estos fondos para minimizar el numero de muertos?
Pues para saberlo deben poder calcular el €/micromuerto, las diferentes medidas. Para poder saber si es mas util realizar una campaña publicitaria o mejorar la señalizacion de las carreteras.

A mi los calculos que me indignan y me dan nauses. son cuando se utilizan en el sentido contrario y no se miden en €/micromuerto, sino en muertos/€.

En la industria armamentistica y en los ejercitos, se calcula la manera mas barata de causar el mayor daño posible. De esta manera se puede saber si es mas rentable utilizar minas o bombardear.

Durante la guerra del golfo, el ejercito de los EEUU bombardeo las presas y el sistema de riego de Irak, por que según sus cálculos era la manera mas barata de causar daños sobre la población al dejarles sin fuentes de alimentos y completamente dependientes del exterior.

Río Aragón -

El artículo en el que que se hace referencia a los "micromuertos" está en http://oph.chebro.es/DOCUMENTACION/Congresos_Seminarios/Laderas2007/Ponencias/1a%20Soriano%20Riesgo%20Peligrosidad.pdf


El artículo sobre Vajont está en http://oph.chebro.es/DOCUMENTACION/Congresos_Seminarios/Laderas2007/Ponencias/8%20Vaiont%20.pdf

Alejandro -

Lo primero la enhorabuena por el blog y el post en particular. Lo de esta gente es microhumanidad o inhumanidad. carecen de sentimientos, sin más.

Un saludo

Fernando -

Siempre ha sido un placer discutir contigo: nunca perdemos las formas, y nos basamos en argumentos. Personalmente, me gusta no estar de acuerdo contigo, porque eres de las pocas personas con las que he podido discutir civilizadamente.

Mi opinión es que cuando se trabaja con riesgos ajenos, hay que ser extremadamente humilde, y extremadamente cuidadoso. Y te tengo que dar la razón en que hay quien no es lo uno, ni (lo que es peor, mucho peor) lo otro.

Por otra parte, informar sin alarmar, es muy complicado. Por mucho de que haya una probabilidad entre un millón, si te toca, te ha tocado, y desgraciadamente, no solemos micromorirnos sino morirnos del todo.

Creo que no se sabe informar, y, te doy la razón, se tiende a banalizar (no en el estudio de la solución de los problemas, que a estas alturas no me lo creo. sino en la comunicación) Y eso es malo.

Lo que no quita que también sea malo lo contrario, intentar escandalizar como medida preventiva. Aunque sólo sea por aquello de "quien teme padecer, ya padece lo que teme".(que por cierto es la frase mas sensata que le he oido a Rajoy, siempre lo digo).
No digo que tu lo hagas. Pero existe esa tendencia. Además es contraproducente: genera desasosiego en la población cercana, y hastío por repetición en la lejana.

Sinceramente, no se como habría que reconducir el tema y hacer que los técnicos respeten a la población, y la población no desconfíe de los técnicos. No lo se.

Mientras tanto, unos y otros tienen que vivir y trabajar en estas nada gratas condiciones.

inde -

Querido Fernando, no sé si tiene mucho sentido que sigamos discutiendo en plan frontón (o sí, no sé).

Pero, al menos, quien decide los riesgos que deberemos asumir los demás tendría, como mínimo, que informar muy muy bien a la gente. ¿Tú crees que eso se hace? ¿O se nos encasquilla a menudo en punto fijo la maquinica de responder "Tranquilos todos, todo controlao, aquí no pasa nada"?.

Contéstame con sinceridad, corazón, por favor...

Fernando -

Ay, Inde, si, si que he leído el post.
Y si, me molesta mucho mas que se hagan las cosas a la ligera, o de despilfarro o de forma inutil, mas que el que se asuman riesgos, o que se nombre a estos de una forma mas o menos afortunada.

Supongo que será por mi trabajo, y por que lo veo, pero riesgos tiene que asumir quien diseña una presa, quien diseña una petroquímica, el arquitecto que proyecta una casa o el ingeniero de una central nuclear. Riesgos, para si mismo a veces, pero la mayoría de las veces para otras personas. Y gestionar esos riesgos (es decir, decidir si son aceptables o no (por muy duro que suene), y decidir el dinero que se hace para evitarlo (si se puede), o controlarlo o minimizarlo, sin despilfarrar el dinero del promotor (sea la administración o sea un privado) es parte importante de la profesión. Es así. Y si estamos en el punto que estamos como civilización es porque se han asumido riesgos, y, la mayor parte de las veces, se ha diseñado correctamente su contención.

Creo que está bien denunciar la insensibilidad, la ineficiencia, lo inútil del congreso, la información parcial. Todo eso está muy mal y hay que denunciarlo.

Pero el que existan riesgos, y que haya que tomar decisiones a pesar del riesgo, y que se valoren de alguna manera en dinero las inversiones para evitarlos/minimizarlos/controlarlos,
eso me parece inevitable.

luigis -

Las cruces de los muertos pesan sobre todas nuestras cabezas. Mientras esos/estos canallas siguen haciendo su vida, tranquilos y alejados del peligro pasado,presente y futuro.
Sus manos están manchadas de sangre, y sólo de pensarlo me pongo malo.
Enhorabuena por el post, directo al meollo de la cuestión.

inde -

A ver, Rufica, dos cosas:

1. ¿Qué tiene que ver el culo con las témporas? ¿Qué tiene que ver lo que cuento en este post con el pabellón-botijo?

2. En cuanto al pabellón-botijo de por sí, al margen del post y por contestarte: antes de decirme todo eso que me dices, te agradecería que te informases un poquito de cuál es la actitud que cada uno tiene en el curro que cada uno desempeña. Porque se puede meter la pata hasta el garrón, que es lo que estás haciendo tú ahora. Entiendo que me llamas conformista y "corista" de ecologistas mediáticos (que para mí nunca han sido gurús de nada, no sé a qué viene el uso de la primera persona del plural: cada palo que aguante su vela). Entiendo también que tenías muchas ganas de llamármelo, porque lo has hecho sin venir a cuento con lo que se decía en el post. Lo que no entiendo es lo de los rusos y los americanos: ¿quién es aquí el ruso, y quién el americano? ¿Qué te hace pensar que no tengo derecho a criticar lo que crea criticable? ¿A ti te parece que me han tapado la boca, o qué?

Pues ya ves que no.

Por cierto, ¿les has dicho lo mismo a tus ex-gurús y ex-líderes? ¿O les tienes más respeto que a mí? ¿O es que, mira por dónde, siempre vamos a dar en la cabeza del más débil? ¿No es tu misión atacar al poderoso? Pues hala, venga: métete con el que debes, y no con el que puedes.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

RUFICA DE ARAGÓN -

Todo esto nos pasa por conformistas, por aceptar que hay que dialogar con todos -es decir, con cualquiera-, por meternos a hacer de coristas de los "ecologistas" mediáticos -nuestros ex-líderes, nuestros ex-gurús- en el pabellón botijo de la Expo. No se puede estar con rusos y con americanos.

lamima -

Prefiero pensar que la proximidad del apellido de ese señor con el mío solo es fruto de tener antepasados del mismo pueblo porque se me cae el alma a los pies.

Y desde luego llama la atención la confianza que tenían en que alguien se iba a leer el informe de verdad, ¡que horror!.
"Micromuerto", ¿pero de que van estos?...siempre la misma prepotencia, la misma soberbia, la misma superioridad...¡mierda!

inde -

Por cierto, que no te quiten el sueño esas horas de trabajo perdidas: si te relees el post, verás que lo que digo es, precisamente, que no han perdido demasiado tiempo en elaborarlas: vamos, que son cortaypegas de informes viejos, reaprovechados para la ocasión.

--Oiga, jefe, pero es que esto va sobre presas que ya no se van a hacer...

--¡Peláez, no sea usted subversivo! Incluya lo que le digo, que hace bulto.

inde -

Bambino, con lo de los neumáticos y lo del lenguaje insensible no me estás contestando a lo fundamental, que es el riesgo impuesto. Conocido, e impuesto. Siempre, sobre la cabeza de otros, claro.

En cualquier caso, lo de los neumáticos va en ello: el tío que no cambia los neumáticos, efectivamente, está sometiendo a los demás a un riesgo; y por eso mismo nos obligan a cambiarlos, justamente para evitar eso. Aquí, los neumáticos a punto de reventar nos obligan a usarlos, única y exclusivamente a cambio de un beneficio que se llevan otros. No veo ejemplos similares que me lleven a poder ponerle un nombre como situación común, como no sea la de "abuso de poder" o "que se joda el débil".

Y lo de que te indignen sólo las horas perdidas... Joer, macho, no sé qué decirte, la verdad. O yo no me he sabido explicar, o te pediría que te leyeras el post otra vez, a ver.

Fernando -

Quizá fumar no sea el ejemplo perfecto (aunque yo maldiga a todos los que se me han ido pronto por fumar, o por no cuidarse en general), el del coche si lo es: si decides estirar 100 km mas un cambio de neumáticos, le impones el riesgo a todo el que viaje contigo, incluida a tu familia, o a todo con el que te cruces. No creo que hayan hecho más que ponerle un nombre a una situación común.

Y volviendo al lenguaje, es normal que no haya sensibilidad, sino no podríamos hacer nada, los sentimientos paralizarían la acción (sino, observa con qué frialdad hablan los médicos, o los bomberos, o la policía entre ellos (por no hablar de los militares)). Nada de implicación personal, se hace el trabajo y ya está.

Lo que me indigna de lo que cuentas es la cantidad de horas de trabajo, de estudios, de cálculos, que se han quedado porque sí en mero ejercicio académico, en simple ingeniería de salón, realizada para presentar datos en un congreso, mas que para solucionar problemas reales. Eso si que es indignante. Que se hagan estudios sobre proyectos que ya está claro que no se van a hacer... ¡amos anda!

inde -

Marat, lo del "premuerto" deja al micromuerto a la altura del barro, casi. Joeeeer...

Fernando: el problema es cuando el riesgo lo asumes tú porque quieres o cuando el riesgo te lo impone otro. Si yo fumo, es decisión mía. Si me obligan a fumar, es otra cosa muy distinta. Hay cantidad de gente que corre en los sanfermines; pero ¿tiene alguien derecho a obligarme a mí a hacerlo?

Pues esto es igual: ¿por qué tienen que decidir que yo debo correr un riesgo plantificándome una presa sobre mi cabeza en un terreno que está dando evidentes muestras de no ser seguro? Y tratar con esa arrogancia al que se queja, al que da la alarma...

Y, en fin, ¿justifica el beneficio esperable del recrecimiento de Yesa el riesgo a que se somete a la población de Sangüesa? ¿O incluso los daños materiales? Escarba un poquito y analiza los objetivos de ese recrecimiento: garantizar los regadíos era lo primero, antes, hace años; después se nos empezó a decir que lo prioritario era traer agua de boca de calidad a Zaragoza; y lo último, tras dos años de crecidas del Ebro, es que el objetivo ha variado de nuevo y ahora lo primordial es laminar avenidas...

Si hubiera que salvar del hambre a miles de personas, estaría justificado hasta desalojar Sangüesa y reconstruirla de nuevo en otra parte. Pero no veo claros los objetivos. No los veo, no.

Fernando -

Lo de los €/micromuerto es lo que menos me indigna de todo, fijate. Al fin y al cabo, todos hacemos ese cálculo, de forma mas o menos consciente, cada vez que decidimos estirar 100km mas las ruedas del coche, o nos montamos nosotros la instalación eléctrica en lugar de llamar a un electricista, o mil ejemplos mas. €/micromuerto

Por no hablar de las endorfinas/micromuerto de cada cigarro, o de cada vez que se practica sexo sin protección.

Cuando la probabilidad es baja, el ahorro, el gasto, o el disfrute justifican el riesgo para mucha gente.

Eso no me escandaliza.

MARAT62 -

Ahh...que contento estoy de que las autoridades se preocupen tanto por nuestro futuro.
Desde que me enteré, allá en mi primera adolescencia, que para los bancos no era más que un "premuerto" (aquí un premuerto, aquí sus derechohabientes), no dejo de sorprenderme gratamente.
Esta medida del micromuerto da para mucho, porque, como todo en la naturaleza, tiene su opuesto, o sea, el megavivo (lease aquel que se forra con los negocios que hace a costa de los micromuertos). Y por supuesto sus valores intermedios: el semi-vivo y el semi-muerto, que se diferencian tan sólo en un "spin" de giro optimismo-pesimismo (sea jodido pero vivo, o vivo pero jodido) es decir aquellos que no son micromuertos pero les han jodido la vida con un embalse por ejemplo.
Sí, definitivamente las matemáticas son maravillosas.

José Luis -

¿en manos de quién estamos...?. La sociedad asume todo; la vida acomodada y complaciente no deja lugar al mínimo sentido crítico. Mientras los del puro y la corbata hace sus juegos con el monopoly de mayores, el de las recalificaciones y los micromuertos.

¿Quién se viene a cuidar ovejas?.

Chorche -

A mi también me has puesto mala leche y vomitera...(no tú, es evidente, sino esa gentuza a la que citas...)dios..que pena de gente....
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres