Blogia
inde-docs

Nenitos políticamente correctitos

El otro día me sorprendió esta noticia en el Qué!: un americanito estaba celebrando su cumple con una fiesta pirata y los vecinos mandaron a la autoridad para que quitara la bandera de la calavera con las dos tibias cruzadas que ondeaba en la casa, porque la consideraron de mal gusto. Y fue la autoridad y la quitó.

Antes, estas soplapolleces sólo pasaban en los USA. Pero en eso también nos estamos globalizando.

Por ejemplo: la semana pasada, los críos del cole de Quinito celebraron la representación fin de curso de la extraescolar de títeres, con una función (cuyo argumento no llegué a averiguar, pero ése es otro tema) titulada "Aventura pingüina". Días antes, nos mandaron una carta a los padres especificando el papel que iba a representar cada niño y cómo los teníamos que vestir para la ocasión. A Quinito y a su amigo Lucas les tocaba ir de cazadores y tenían que llevar, entre otros aditamentos, una escopeta. Pero, comentaban los organizadores, si nos parecía que era un elemento "demasiado agresivo", podíamos sustituirla por un palo adornado con cintas de colores.

A ver: odio las armas, soy antibelicista total, no me gustan los juguetes bélicos ni fomentar el pum pum, t'hi matau. Pero, con todos mis respetos, lo del palo con las cintas me pareció una moñada. Si no tienen que salir armas en la función, que no pongan cazadores. Que salgan todos de pingüinos, aunque sean tan meloncios como los de "Happy feet". Menos mal que la madre de Lucas pensaba como yo.

Otro ejemplo: en la página de "Las Tres Mellizas" hay un juego que consiste en que salen tres contenedores, uno azul, otro verde y otro amarillo, y tienes que atinar a echar en uno el papel, en otro el vidrio y en otro el plástico, respectivamente. ¡Buenooooo, qué divertidooooo, qué juerga chunchuneraaaa!

A ver, otra vez: defiendo el reciclaje, la cosa de que seamos ciudadanos responsables, que cuidemos el medio ambiente y que enseñemos a los críos a lo mismo. Y que eduquemos deleitando. Pero he dicho "deleitando", no aburriendo a las marsopas. Si a mi crío le hubiera atrapao ese juego, me habría ido corriendo a buscar un sicólogo.

Un ejemplo más: hace unos días, en Hacienda, me encuentro un folleto que informaba de la existencia de una página web titulada "Portal de Educación Cívico-Tributaria", que quiere corregir el "déficit de conciencia fiscal" existente en la sociedad española ("como reflejo" -dice- de "la crisis generalizada de valores"), y se dirige para ello a los niños y adolescentes, proponiéndoles un paseo con unos personajes tipo cómic que no se mueven, sino que cuando les haces clic sacan un bocadillo que te suelta un rollo malayo sobre temas fiscales y tributarios. Con términos sencillos, eso sí.

No está mal que los chavales, a partir de una cierta edad, sepan que los bienes comunes se pagan con los impuestos, y que hay que apoquinar para poder disfrutar de ellos. Pero menudo pedrusco de página. Aunque, en este caso, lo peor es que los personajes son un grupo de chavales con aspecto cañero pero pertenecientes a la denominada "Generación T", que es... ¡¡la "Generación Tributaria"!! Ay madre, qué depreee...

Y el último: el librito "Multi y el agua" que trajo el otro día Quinito del cole. Se trata de un folleto que pretende concienciar a los chavales sobre la necesidad de hacer un uso responsable del agua y ahorrarla en lo posible, hasta el extremo de que se les recomienda que no jueguen con el agua de las fuentes, porque "así podremos usarla para beber".

El protagonista del folleto se llama Multi porque la cosa la ha editado Multicaja; por lo mismo, Multi tiene en la cabeza, a modo de pelo, el logotipo de esa entidad bancaria.

Si a nuestros hijos les tiene que educar Multicaja o similares, con el pingajo de moñaco ése, en el uso responsable del agua, la depre se me acentúa hasta extremos muy pero que muy preocupantes.

¡Pobres niños nuestros! Miembros de la Generación T, jugando a separar basura, cazando pingüinos con palos de colores y dejándose aconsejar por una caja de ahorros... ¿Y nos asombramos de que por otros lares prohiban los piratas?

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

inde -

Antes de que saliera esta caca de último comentario que tengo arriba y que Blogia no borra (dice que lo hace, pero no dice verdad), lo que había era el siguiente comentario de Mamen:

"Me niego a repartir ese folleto en las aulas.Hay más pseudolibrillos así...Dudo que haya un equipo educativo dtrás."
A lo que yo contesto: "En efecto, Mamen: lo que hay detrás es un equipo de marketing".

K114 -

dial; snprtz
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Luisa -

¿ Luego querrán que los críos se tomen en serio algunas cosas...! ¿¿En serioooo?? Yo tengo un come-come con cosas como estas que cuentas y otras. Porque me parece que las formas en que les lanzamos actualmente los mensajes los infravaloran mucho a los chavales.

lamima -

¡Que razón tienes maña!..luego te digo algo que me estoy riendo..:)))
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres