Blogia
inde-docs

La intrahistoria del Taustellón

La intrahistoria del Taustellón

Queríamos ver un retablo. Y que Fernando, sabio y ameno cicerone, nos explicara su historia, su significado, iconografía y entresijos. Queríamos también, y en definitiva, pasar un bonito día juntos. La verdad es que esto último lo hemos conseguido: ni Murphy ni la caspa han podido con el buen humor del grupo, aunque se han empeñado a fondo en aguarnos la fiesta... y he de reconocer que conmigo lo han conseguido, al menos hasta que he podido unirme a los demás, cosa que ha ocurrido dos horas y media más tarde de lo previsto.

Cuando decidimos mantener la visita a Tauste pese a saber que el retablo estaba en restauración, me propuse, sin decir nada a nadie para no crear falsas expectativas, intentar lograr permiso para poder verlo, de todos modos. Lo primero, obviamente, fue preguntarle al cura. Como yo vivo en Zaragoza y no me pareció correcto hablar del tema por teléfono, pedí a mi buen amigo Enrique Galé que lo pidiera por mí. Enrique, que es un amor, subió a la casa parroquial y el cura le dijo que bueno, que por él no había problema, pero que el asunto retablo en realidad no era cosa suya: había de preguntar a los restauradores. Preguntó y le dijeron que no.

Yo conozco a uno de esos restauradores. Le llamé. Me dijo que no a mí también. Yo sé que hay permisos especiales para determinadas visitas, pero esa posibilidad ni se planteó. Como vi que la cosa pintaba definitivamente mal, desistí.

Julia se puso con algo de fiebre anoche. Esta mañana ha habido que llevarla a Urgencias. Confiábamos en que la estancia por allá no fuera muy larga y en poder llegar a Tauste a una hora razonable. El diagnóstico ha sido bronquitis gorda, y no era plan de llevarse a la peque a ningún lado, así que, tardísimo, finalmente nos hemos puesto en viaje sólo Quinito y yo.

Para entonces, ya se había producido la novedad: cuando he visto que no iba a llegar a tiempo para estar con todos, he llamado a una de mis cuñadas para que procurara que alguien fuera a abrir la iglesia, cosa sencilla, habitualmente, de conseguir. Pero hoy había una sorpresa: el párroco no ha querido dejarnos entrar. "No es cosa mía; la Diputación Provincial ha prohibido las visitas", le ha soltado, olvidándose directamente de lo que dice el Séptimo Mandamiento.

Mi amigo Enrique, que se había ofrecido a acompañar al grupo al saber que yo iba a llegar tarde, lo ha intentado de nuevo. Y que no, y que no, y que no. Que no abría, y punto.

Excuso decir lo que pienso del cura de mi pueblo, porque pa qué. Ha ejercido su autoridad, sí, pero para mí no la tiene, sencillamente porque, aunque a él no se lo parezca, la iglesia no es suya y no puede actuar como si fuera su cortijo. Para las misas se abre y hay un horario de visitas en la puerta. A nosotros no nos ha dejado entrar porque se le ha puesto en el morro. ¿Qué manera de actuar es ésa?

Y luego, si ocurre, nos gastaremos una pasta en promocionar el turismo. Propongo que lo hagamos con el eslogan "Ven y cuéntalo"...

Afortunadamente, los blogueros tienen un espíritu bastante más abierto y son mucho más simpáticos, así que nada ha podido con su buen rollo. Fernando ha explicado el retablo haciéndoselo imaginar a la gente, Enrique les ha dado un paseo por San Antón y otros pagos (en mi pueblo no hay abundancia de monumentos, precisamente), han disfrutado del sol y han llegado tan contentos a tomar vermú, que es cuando he podido acudir yo.

En lo Candeque nos han tratado bastante mejor y el ambiente ha estado muy animado. Ixeya, que está para comérsela, ha sido el juguete del grupo... y ha sido una delicia compartir esas horas.

A la salida, el carnaval infantil se iniciaba. No había aún ambiente carnavalero, porque los mayores no se disfrazan hasta la noche, que es cuando de verdad empieza la fiesta.

Yo, por mi parte, estoy por hacerme de Gallur.

[Acutalización: la fotografía, de las pesadas y gruesas puertas de la iglesia, cerradas, es de José Antonio Melendo. Aquí está su crónica, donde se puede ver otra foto de la placa con los horarios de visita. Gabriel del Molino también ha hecho su crónica, y Luisa Miñana, tan cariñosa y tan certera.]

[Nueva actualización: Javier Mendívil, en Pasapues, ¡ha puesto un vídeo de Fernando en plena actuación! ¡No perdérselo!]

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

15 comentarios

mallén -

Amanteeeeeee!
Que ya he echao los papeles de asilo político en Mallén (dejate de gallures).
Que hasta te subimos a los altares si se nos cruza.
Conste que hay una Sancho Abarca colgada en una hornacina...
y el párroco a tus pies, faltaría.


santiNoB -

Que como no pude ir llamé al "pacorro", que si no lo veo yo que no lo vea nadie...

Se puede intentar otra vez, cuando estemos exentos de bronquitis, conjuntivitis, varicelas, abusos de poder,... Bueno, de esto es más difícil estar libre, pero se puede intentar.
PS: ¿en la camiseta pone "vine a ver el retablo y me llevé esta camiseta de blogia"?

Luisa -

¡Nos ha faltado la foto del camarero-tomate!

Diego de Rivas -

Gracias por tu crónica.

Siento lo de la visita a la cátedral y comparto que el cura la tendría que haberos abierto. En fin.

Leo un comentario que me hace gracia y comparto. 'Afortunadamente, los blogueros tienen un espíritu bastante más abierto y son mucho más simpáticos' .

Me permito añadir que yo soy nuevo en esto también procuro ser abierto y que este incidente y como lo resolvió tanto Fernando como Enrique demuestra una gran imaginación y un gran compañerismo. Que maravilla.

Saludos

lamima -

No sabéis la envidia que me dais...aun con la puerta cerrada.
Ah, estos moñaquicos siempre tan oportunos..y encima tengo que agradecer que está casi recuperada y hoy puede ir a la guarde que si no....

inde -

Queridos amigos: sois un lujo. Y bueno, Javier, el vídeo de Fernando... ¡colosal! Qué tío, y qué majos todos... Ah, qué bien.

Pasapues -

Para las que no puditeis estar he puesto un video.
http://pasapues.blogia.com/2007/021801-taustellon-en-tauste.php
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Marisa -

Fue un día redondo, la verdad es que llegué muy satisfecha a casa. Me encantó conoceros, poder decir que Enrique nos trató con esmero y dedicación y que tú MariInde, sabiendo el día tan complicado que habías tenido, aguantaste con nosotros como nadie. Bien por vosotros. Volveremos: Fernando nos hablará del retablo y tú, Enrique, de la iglesia de San Antón, que me quedé con las ganas. Comeremos en el mismo sitio; el camarero se lo merece.
Besitos

Teresa -

Lo pasamos genial ayer! y eso es lo que cuenta ;)

Además el momento surrealista de Fernando explicando el retablo imaginario, eso no tiene precio!!! inolvidable...

un abrazo y a repetir!!

Luisa -

Te vuelvo a dar aquí las gracias, Mari, por tu esfuerzo y por tus ganas. Como bien dices, no vamos a dejar que nos amarguen la vida. ¡Hay que ver el poder de la imaginación! Fernando estuvo estupendo y todos eramos como niños dejándonos llevar por sus explicaciones. Yo jugaba con ventaja. Porque, como Fernando, me conozco ese espléndido retablo bastante bien. Pero fue un disfrute. Así que tu trabajo no fue en balde, reina.
Muchas gracias también a ti, Enrique. Nos sentimos arropados y nos contasté a todos cosas muy interesantes, como la del sentido oculto de uno de los paneles decorativos de la torre mudéjar, donde Alá está presente. Y es que todo es complejo en este mundo.
Besos, amigos.

Mamen -

Hola a todos:
Me estreno en esto de enviar recadicos, me he decidido hoy despues de saber la "no visita" para ver nuestro maravilloso retablo. ¿Qué quereis que diga? Pues que me da mucha pena, yo que me hubiese apuntado para aprender y disfrutar más de todo ese arte que todavía no alcanzo a comprender del todo.
Pero como dice Enrique, seguro que otro día podrá ser y la visita será completa. Y nada de borrarte de Tauste e irte a Gallur, Mari Sancho, ¡hasta ahí podíamos llegar!

Fernando -

Querido Enrique, que sepas que salvando a Inde, que es que ya la queremos mucho, lo mejor de Tauste fuiste tú...bueno y el camarero/tomate...un abrazo y preparate que volveré a contar con pelos y señales el retablico de los coj....por mucho que el fru fru de las sotanas lo quieran impedir¿?..un abrazo.

Enrique Galé -

Hola, Mari y blogeros todos: Me alegro mucho de que la fiesta continuara como hubiera debido comenzar. Algún día vendréis a ver sin problemas el retablo y subiremos a la torre y entraremos a San Antón y os enseñaré el cuadro de la Casa de Ganaderos -cuéntales, Mari-. Y ese día me quedaré un poco menos avergonzado de lo que pasó ayer en la parroquia. Hasta entonces, ha sido un auténtico placer conoceros.

Fernando Tomás -

El turismo lo tenéis asegurado, con el camarero-tomate!

Javier López Clemente -

Cada uno puede cambiar su pueblo si lo tiene a bien, pero Inde ¡Viva Tauste!
y
¡Viva Gallu!

Salu2 Córneos
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres