Blogia
inde-docs

La ley de Murphy falla

La ley de Murphy falla
Lo comprobé ayer, afortunadamente.

Quinito jugaba con sus primos Javier y Laia, de edades muy parecidas, y con Julia en casa de mi suegra. Correteaban de acá para allá, del pasillo a la cocina y del trastero hacia todas las habitaciones, mientras los mayores charlábamos en el cuarto de estar. En un momento dado, Quinito abrió el armario del baño, se subió a un taburete e intentó alcanzar el estante más alto. El armario se venció hacia adelante y cayó contra el espejo de la pared de enfrente, que se rompió en mil pedazos, igual que todos los frasquitos de cristal que había dentro.

El estrépito nos hizo saltar a todos de los asientos y acudir corriendo. Javier y Laia miraban asustados desde el pasillo. Julia salió corriendo del baño. Quinito lloraba en medio del tremendo desaguisado. A ninguno de los cuatro les pasó nada: ni un corte, ni un rasguño. Sólo Quinito lleva un pequeño golpe testimonial en un hombro.

Viendo el estado en el que quedó el baño, el millón de cristales que había por todas partes, lo único que se me ocurre es que ayer mis niños contaron con la protección de una "Cati de la guarda" que dejó a Murphy a la altura del barro.

[La imagen es de una estampita que colgó del cabecero de mi cama durante toda mi infancia. La encontré por casa cuando Quinito era un recién nacido y la puse en su cuarto. "Vaya churro de atea", dirán ustedes, con razón. Pero las vidas pequeñitas que crecen necesitan toda la protección que seamos capaces de imaginar, e incluso de no imaginar.]
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

Javier -

Hala, que parece que ya rula esto.

Quinitoooo, Quinito, pídele la camarica al paaapa y ponte a hacer fotos anda, déjate de trepar por los armarios.

Luisa -

¡Ayyyyy! Los crios tienen siempre un santo, hada, duende o lo que sea protector.. porque con la cantidad de porrazos que nos llevábamos de pequeños y de casi todos se sale indemne.
Me alegro que no fuera res.

pasapues -

Esas cosas les pasan a la criaturicas. La mia cuando tenia siete años, se entero que habia una puerta de cristal cuando ya estaba en el otro lado. Entiendo perfectamente tu susto.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

inde -

Ay, Mariano: entre unas cosas y otras, vivo sin vivir en mí. Proyectos, coscorrones...
Mima-coscorrones: aparte de San Arnidol, hay padres que han recurrido a las chichoneras tipo ciclista, sin coña; yo también me lo planteé con Quinito, que iba (bueno, que va) a coscos por la vida...

lamima -

¡Por fin ha resucitado el bicho ese de blogia!.
No dudes que esto a sido cosa de La Cati de la guarda, (los ángeles no existen chica), menos mal.
Pues hemos ido a la par porque Ainhoa tuvo un momento "tú el pronto yo el paño" el sábado por la tarde y lleva un megachichón morrocotudo. Espero que se mejore la cosa para el Taustellín porque tiene una pintica la pobre... (estoy empezando a plantearme comprarle un casco, ¡ay!)

m ; ) -

Uf!

(De aquello que te dije no he vuelto a saber nada. Ni sqiuiera entiendo porqué no sé nada, procuro no pensar en eso, cuando sepa algo -si es que lo sé alguna vez- te avisaré.)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres