Blogia
inde-docs

Pero Arcadi, macho...

Pero Arcadi, macho...

Fui durante algún tiempo, bastante, una fiel lectora del blog de Arcadi Espada.

Y me alegré mucho con lo de Ciutadans.

Pero me parece que este hombre se ha acabado de ir de la olla desde hace un tiempo. Y si no, vean el post que dedica a quienes se alegran por la muerte de Pinochet (y entre los que me incluyo). [El enlace remite a su página: no sé enlazar el artículo en concreto, que lleva fecha 12 de diciembre; creo que no se puede.] Leo con la boca abierta cosas como éstas:

"La alegría por la muerte del dictador Pinochet [...] se extiende de lado a lado del orbe progresista. [...] Entre los criminales de su especie el valor simbólico de Pinochet es incuestionable. Entre otras razones porque acabó trágicamente con «la vía chilena al socialismo» y esas palabras eran muy queridas entre la izquierda, cuya única vía al socialismo, hasta aquel momento, habían sido las armas.

Todos estos detalles [...] no pueden hacer olvidar la profunda inmoralidad que conlleva la alegría por la muerte de un hombre. Tal vez se trate de un non sequitur moral, aunque lo he mirado lentamente por el derecho y por el revés. Pero todos los que exhiben la alegría de la muerte deberían hacerlo también en la hipótesis de una muerte violenta. [...] No tengo posibilidad de discutir el tema clásico, si hay razones (y cuáles son) para justificar el asesinato del tirano, e incluso del ex tirano (este ex... ¡oscura marca de legitimidad!). Sólo que este champán desbordante, esta refundación de la necrología y este repugnante «¡Viva la muerte!» son propios, peor que de un asesino, del que contrata un matón a sueldo".

Pos mira, hijo: yo tampoco sé si se trata "de un non sequitur moral", entre otras cosas porque no tengo idea de qué es eso y porque además me importa un huevo. Pero si toda la cultura que tú posees no te da para discernir que alegrarse por la muerte de un monstruo como Pinochet no puede llevar a nadie en sus cabales a decir que se trata de algo propio "peor que de un asesino, del que contrata a un matón a sueldo", de poco te sirve tenerla.

A mí me parece, insisto, que te has ido de la olla. Tu altura intelectual debería servirte para no caer en lo que caen tantos estúpidos: en utilizar todas sus energías y toda su inteligencia en cebarse en una mera obsesión personal. Tienes un problema con la izquierda oficial, que no te quiere: vale. Asúmelo, hijo, y a otra cosa. Lo que vas a disfrutar de la vida, y lo que vas a poder aportar a la sociedad, el día que te des cuenta, chico.

Anda que no aluciné ni nada el día que me encuentro esto, concretamente el 19 de agosto: "Lo confieso. Fui de izquierdas, y aunque tenía 17 años no creo que fuese un pecado de juventud. [...] El estado general de mi espíritu ha mejorado desde que soy de derechas y ya puedo decir lo que pienso".

Es que hace falta ser memo...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

13 comentarios

Fernando -

Mira, en el blog de buenafuente he encontrado algo que me convence http://andreubuenafuente.com/v1/central.php?id=b20061211

inde -

Jaime, aclaro lo de Ciutadans, verás. Yo me alegré porque en Cataluña parece que sólo se pueda ser nacionalista o del PP; y esta gente empezó como un partido fuera de la eterna divergencia entre derechas e izquierdas, al menos en sus posturas extremas; se presentaba como un grupo de gente que tenía la cabeza encima de los hombros (por primera vez desde hacía siglos los intelectuales se arremangaban y se metían en política, que la mayoría parece que estén por encima del bien y del mal) y que hacía viable una opción sensata y no nacionalista. Pero reconozco que no me he leído su programa, así que no sé qué es lo que da pavor. Me impongo esos deberes y te cuento.

inde -

Vale, es verdad, no tendría que haberme alegrado de su muerte. Es más, esta gente tan especial no tendría que morirse nunca: ¡SIEMPRE ENFERMOS!
Fernando: no soy como él. Definitivamente no. Y no todos somos iguales, tampoco, en nuestra manera de pensar. Y no creo que esto sea como el comer y el arrascar, que no, que no...

Marga -

Yo también me alegré al enterarme de la noticia y me vinieron a la cabeza muchos pensamientos, los cuales quedan perfectamente reflejados en el blog de nuestro amigo Jesús:

"La muerte de un dictador.

Quería escribir algo sobre un anciano dictador que muere en un hospital: el creciente redoble de tambores en sus oídos durante el último segundo, un túnel de luz blanca, y al alcanzar el otro extremo, cuando ya se imagina en el umbral del cielo, el inesperado encuentro con todo el dolor y el sufrimiento que sembró durante su vida: cada desgarro de la tortura, cada violación, cada crimen, cada vileza, cada recién nacido robado a la madre que inmediatamente es asesinada; pero no solamente ha de contemplar la desesperación de las víctimas directas, también la de los padres, la de los hermanos, la de los abuelos, los amigos; horrorizado descubre que el infierno y el cielo no existen después del juicio: son el juicio: durante la eternidad de su muerte escuchará los gritos de las víctimas, sentirá sin barreras las consecuencias de sus actos. Ni en sus peores y breves accesos de culpabilidad pudo imaginar un infierno semejante."

Nos vemos esta tarde

Javier -

Sólo querría que se llegara a alcanzar el estado de derecho en todo el mundo. Que se pudiera administrar justicia en todo el planeta sin impedimentos. Que no piense alguien que por tener la fuerza en un momento dado va a poder hacer y deshacer a su antojo sin respetar el estado de derecho. Partiendo de esto, que la gente piense como quiera. Puedo estar a favor o en contra, pero lo importante es poder pensar y expresarlo sin temor a que pueda sufrir consecuencias que afecten a mi integridad.

Fernando Sarria -

Pues Inde tienes más razón que un santo (con perdón)...el Arcadi esta como su nombre anclado en un anti lo que fue y ahora por snob o porque le sale.... soy otra cosa...me extraña encontrarme en tanta gente link de este señor cuya máxima parece ..ladran luego cabalgamos...un abrazo
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Raúl Tristán -

¡Lástima que no haya sufrido en vida lo que otros sufrieron por sus actos!
Esperemos que, si es que existe otra vida, lo pague con creces en ella.

Jaime -

Pues yo no me alegro de que se haya muerto el dictador. Ojalá hubiera tenido una salud de hierro para que él mismo hubiera podido ver cómo la justicia le pasaba por encima. Para darse cuenta qué hace la sociedad con asesinos y ladrones como él. Ahora ha muerto. A él ya no le duele nada, ¿y nosotros?, ¿por qué nos alegramos?. No, yo no me alegro. Desearía haberle visto pagar y ser reconocido por todo lo que fue.

En cuanto a lo de "Ciutadans", que dices que te alegras. La verdad, no lo entiendo, más si te defines como una mujer de izquierdas, es un partido político con algunas ideas que dan miedo, pavor.

Fernando -

El problema es que se empieza y es como las cerezas, no se puede parar. Comienzas pensando en cargarte uno, que si, que será muy malo y todo lo que quieras, pero al final resulta que te cargarías a todos los simpatizantes de un partido político... (vease lo que le pasó a ETA, por ejemplo) y coño, acabas siendo lo mismito que él.

Yo creo que todos somos iguales, podemos ser igual de malos. Si no lo somos es porque no tenemos la ocasión de serlo. Por eso hay que vigilar muy de cerca a los que tienen el poder, para que no caigan en la tentación.

Y por eso prefiero no empezar, que el odiar y el matar, es como el rascar...

Anónimo -

Tienes razón, Inde ¡me alegro de que se haya muerto Pinochet! Ojalá que se mueran todos los tiranos que se han cargado a gente en sus países. Y los asesinos que están en las cárceles. Y los violadores en serie. Que le den bola a Arcadi Espada con su "de un non sequitur moral". ¡Vaya gilipollas!

Fernando -

Te iba a decir... está en ello. Pero no, que lo han incinerado. Ahora, con los kilos de crema que le pusieron para el funeral, ha tenido que arder como una tea, el tío.

inde -

Precisamente porque me pasa con los partidos lo que a ti, no nombro ninguno. Pero, quizá porque ya soy mayor, tengo claro lo que significa la izquierda y la derecha, la ideología que teóricamente (y digo bien: teóricamente) se identifica con cada uno de esos conceptos. Yo me defino de izquierdas, pero no soy del PSOE ni de CHA, ni IU, ni gaitas. Y no me condiciona mi modo de vida, ni desde luego, muchísimo menos, en decir lo que quiera, que para eso está la libertad de expresión (que yo identifico con un claro postulado de izquierdas, por cierto).
Yo me alegré de que se muriera Pinochet. Y más me habría alegrado si se hubiera muerto antes. Hizo sufrir y mató a mucha gente inocente, y expolió en su beneficio y en el de las grandes multinacionales (léase ITT) los recursos de su país. Que se pudra. Ojalá se hubiera podrido antes. ¿Que yo no soy una hermanita de la caridad por pensar esto? Pos no, no lo soy. Pero Pinochet, que se pudra.

Fernando -

A Arcadi no lo leo, mas que nada porque requiere un tiempo que no tengo el entenderle.

Pero creo que tiene razón en que no hay que alegrarse con la muerte de nadie. Nos da superioridad moral: somos mejores que él. No hemos hecho lo que él, ni siquiera lo hemos deseado. A mi eso me llena (cuando soy capáz de sentirlo, debilidades tenemos todos, claro).

En cuanto a lo de la izquierda, derecha, soy de los que creo que el modelo bidimensional ya no es válido en política. Y es un coñazo. Me quedo con cosas del PSOE, con cosas del PP, con cosas de la CHA... porque no hay ninguno que me satisfaza ni siquiera al 50%.
Y no significa que no tenga ideología, que la tengo, y con ideas muy claras, o por lo menos, muy pensadas. Pero no me sirve ningún partido.

Se que eso hace que mi voto sea apetecible: se me puede seducir con un buen programa, y con un buen hacer previo.

Las campañas las hacen para mi: me está dando un subidón de vanidad ahora mismo de la leche :-)



¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres