Blogia
inde-docs

Un buen maestro

Un buen maestro

"Veo cosas en el mundo, en personas pobres y ricas, cultos o no, que me hacen pensar en este momento que lo único que importa en la escuela es que los niños que de allí salgan sean buenos: buenos con las personas, con la naturaleza, con el mundo entero. Y todo lo demás me parece un pretexto para conseguirlo".

Lo dice en su blog, Palabras sencillas, José Luis Capilla, en un hermosísimo post que he ido ya varias veces a leer, porque me emociona ver condensada en ese texto la esencia de un buen maestro.

Sus alumnos tienen seis años. Y yo también pienso que, sobre todo de pequeños, es muchísimo más importante enseñarles a ser buenas personas y abrirse al mundo que a hablar dos lenguas, por ejemplo, o que transmitirles tales o cuales datos, o que tener ¡cuadernos de refuerzo! (me los imagino pesando una tonelada). Tiempo tendrán, sí, sobre todo si el tiempo se utiliza bien. Yo recuerdo, y a menudo me he quejado de ello, que en mis años escolares acabé harta de estudiar, un curso tras otro, que las flores tenían pétalos, corola, pistilos y otros pingajos, sin que nadie me enseñara a distinguir un tilo de un roble, una mata de tomate de una de pimiento, el romero del espliego...

Mi hijico empezó a ir a la escuela el año pasado, y mi única preocupación era que tuviera una buena maestra, buena de bondad. Por eso la elección del cole fue tan sencilla: el único requisito era que fuera una escuela pública, porque en eso soy militante; por lo demás, sé bien que la educación la dan los maestros, no los colegios, y que el hecho de que “te toque” un buen maestro es sólo cuestión de suerte. Que se tiene unos años y otros no.

No sé lo que aprendió Quinito el año pasado, porque el tío es uno de esos que no cuentan casi nada, o que las cosas que te cuenta son de lo más peregrinas. Pero no me importa. Adora a su señorita, la señorita Pili, y va muy contento al colegio, por ella y porque ha hecho varios buenos amiguicos: Lucas, Lidia, Guillermo, Yolanda, Ariadna, los dos Jorges... Eso sí es importante.

Con suerte, dentro de poco quizá trasladen a José Luis a Zaragoza, al colegio de mi chico. Sería maravilloso: mi hijo tendría un buen maestro.

[La foto es del día que cumplió cuatro años, con sus amigos.]

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

8 comentarios

inde -

Corazón, ¿te han dicho que a tu nombre le falta una erre? Porque lo que eres es una "Jran-tipa"...
Gracias por venir. Es un honor. Y sí, pásate por "Palabras sencillas". Te sentirás a gusto y tu experiencia y sensatez les puede venir muy bien a ellos también.
(Ah! En este blog se cita... y se hace lo que uno quiere, que para eso está la puerta abierta.)

jantipa -

Hola Inde, de nuevo por aquí ;).
No sé si en este medio se cita o no, pero lo voy a hacer ahora para decirte que esta parte de tu texto:


"Mi hijico empezó a ir a la escuela el año pasado, y mi única preocupación era que tuviera una buena maestra, buena de bondad. Por eso la elección del cole fue tan sencilla: el único requisito era que fuera una escuela pública, porque en eso soy militante; por lo demás, sé bien que la educación la dan los maestros, no los colegios, y que el hecho de que “te toque” un buen maestro es sólo cuestión de suerte. Que se tiene unos años y otros no".

...lo podía haber escrito yo. Tal cual.

Me ha emocionado también la cita que traes de José Luis, ¿sabes? es raro encontrar gente que valore por encima de todas las cosas la bondad; yo soy una de "esas", y normalmente(no siempre) me encuentro enfrente escepticismo. Pasaré por la "casa" de José Luis, creo que me va a gustar...

víctor -

El único abuelo cebolleta soy yo

inde -

José Luis: yo tampoco sé, desde luego, si materializas o no lo que piensas, o cómo haces. Pero me parece que tiene mucha sustancia lo que dices, y que desde luego trasluces unas ganas de hacerlo bien que para mí las quisiera en mi trabajo, o en general. Mostrarse preocupado por las cosas es señal de ser responsable, y tú tienes a tu cargo una gran responsabilidad. Así que me parece que, como te decía Víctor, "estás arando bien el campo". (Ya sé que parezco a la abuela Cebolleta. Otro día te cuento un chiste, pa compensar.)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

José Luis -

Hola Inde.

Llego tarde, pero las conexiones turolenses...

Hay cosas que no dejan de ser una simple declaración de intenciones. No tengo claro si luego consigo plasmar algo en la realidad...

En todo caso, muchas gracias.

inde -

Lo de antes era para probar a ver si funcionaban los comentarios, porque llevo de escribir tres en otras páginas de Blogia y me he quedado con un palmo de narices... ¿Que no iban a acabar las obras?

inde -

asdfasdf

lamima -

Yo recuerdo siempre a mi profesora de 3º de EGB, la Srta. Luci. Era una mujer delgada, alta, mayor, soltera...llena de dulzura.Era tan evidente que disfrutaba enseñando que nadie podía resistirse a su encanto...
A mi hijo no le ha llegado su Srta. Luci, es una pena, pero siempre va contento al cole porque allí están sus amigos, los mismos desde que tenía 3 años.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres