Blogia
inde-docs

Maniquí-robot de carretera

Maniquí-robot de carretera

 

Los de obras públicas han decidido apuntarse a las nuevas tecnologías y sustituir al operario que antes advertía a los coches, con un banderín, que habían de reducir la velocidad porque se acercaban a un tramo en obras, por un maniquí-robot.

Da un yuyu verte al fulano ése con un chaleco reflectante subiendo y bajando el brazo (clon-clon-clon, cada vez que le pega en la pierna al bajar), montado en una carretilla y mirando al frente...

Supongo que al que hacía antes ese trabajo le habrá encantado que le manden algo un poco más entretenido.

Eso, si le han mantenido el contrato, claro...

Los de la foto (perdón por la calidad; si ya no soy muy buena con la cámara, desde un coche en movimiento no digamos) están tomados en la carretera de Teruel (por Belchite) poco antes de llegar a Montalbán.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

7 comentarios

Nicolás -

Hola, alguien sabe donde se compran?? Quiero uno pa mi obra!!

inde -

Hostia qué imageeen... ¡Seguro que todavía no eras El Señor del Móvil, porque si no ahora tendríamos unas fotos de "la cosa" irrepetibles!

Javier -


Si tuvieran sueldo ya cobrarían trienios. Los primeros que yo vi estaban en el viaducto del ferrocarril de Cuarte. A los pocos días llovió y parecían zombis salidos de una ciénaga.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

inde -

A mí lo que más cosa me daba era lo de que estuvieran en Teruel: si, encima de que son pocos, los van sustituyendo por maniquís...

Javier López Clemente -

Una pregunta se quedó en el tintero, ¿será el mismo maniquí, o tal vez un montón de estos instrumentos están dispuestos para ocupar algunos puestos de trabajo? ¿Municipales maniquí? ¿servicio de seguridad maniquí? ¿inspector de hacienda maniquí? ¿jefe de sección maniquí? ¿blogger maniquí?

Javier López Clemente -

Si, yo también los he visto y muy cerca de los tuyos.
La carretera de Belchite, llegado el cruce de Montalbán, sigue su camino hacía San Just, pues ahí, al poco de pasar la intersección con Valdeconejos.
El robot incansable movía su brazo al ritmo, me temo, de las aspas de los molinos energéticos que han apuñalado el perfíl de la Sierra pelada, abrupta y fría

LAMIMA -

Tu lo has dicho: "si le han mantenido el contrato". Al final Asimov va a tener razón, ¿que estamos haciendo? maquineta contestando al teléfono, dirigiendo el tráfico, conduciendo trenes (y por lo visto lo hacen mejor que los hombres, que deben ser los que se equivocan siempre..)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres