Blogia
inde-docs

Hala beneficios...

Hala beneficios...

Vista de Jánovas, por José Antonio Melendo (2004)

En los últimos días, han presentado sus cuentas del primer semestre las macroempresas Endesa e Iberdrola, ambas con unas cifras de beneficios netos absolutamente mareantes. Cantidades de dinero que no eres capaz de imaginarte junto, que pierden sentido para un común mortal: 1.756 millones de euros netos para Endesa y algo menos de la mitad para Iberdrola (¿parece poco? ¡son más de 800 millones de euros!), lo que hará repartir unos suculentísimos dividendos a sus inversores.

De paso, se han revisado sus objetivos al alza, es decir: nos proponíamos ganar una millonada bárbara este año, pero visto lo visto, ahora nos vamos a esforzar por ganar millonada bárbara y media.

Una parte nada despreciable de este negocio proviene de la actividad inmobiliaria de ambas compañías: Endesa, a través de su filial Bolonia Real Estate, ha vendido en el primer semestre de este año terrenos y otros activos por un importe de 20 millones de euros, generando una plusvalía neta de 14 millones. Eso, sin contar con que en julio ha vendido propiedades en Palma de Mallorca por valor de 240 millones más. La empresa afirma que su "cartera de terrenos gestionados supera los 140 millones de metros cuadrados en España y Latinoamérica", lo que es calificado por ellos mismos como un "volumen de suelo de dimensión extraordinaria", con una "edificabilidad potencial [que] supera la cifra de un millón de metros cuadrados".

Otro tanto puede decirse de Iberdrola, antigua Iberduero: parte de sus beneficios proviene del negocio inmobiliario, que ha arrojado una cifra de 153 millones de euros al resultado antes de impuestos, más otros 47 al resultado operativo. "La compañía cuenta con 3,8 millones de metros cuadrados edificables, con un valor de más de 3.000 millones de euros", según estiman ellos mismos.

Iberdrola, cuando era Iberduero, machacó a los habitantes de Jánovas y los pueblos aledaños, y se quedó con sus tierras. Luego se las vendió a Endesa, que es su actual propietaria. Nunca han construido allí un pantano y nunca lo construirán, pero todo el mundo hace la vista gorda frente a la que tendría que ser obligada reversión de los terrenos a sus antiguos propietarios, pues así lo marca la ley.

Seguro que esas tierras están incluidas en los activos inmobiliarios que aparecen en los balances de la empresa. Figúrense el quebranto que supondría su devolución (con lo que, dicho sea de paso, no se haría otra cosa que lo estrictamente justo): ¿60 céntimos de euro menos de dividendo a cada accionista el próximo semestre?

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

José Miguel -

¡Qué sorpresón!

Ser un fijo alparceando las fotos de Melendo ha hecho que esta noche, y gracias al lúpulo, haya caído aquí. La gran Marisancho!

"Solo" te conozco por tu libro sobre Jánovas (un libro leído y regalado), pero me es más que suficiente.

Estaré al tanto de lo que se cuente en estos lares.

Un besico.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres