Blogia
inde-docs

Cars

Cars

 

Cine Warner Zaragoza (el de Grancasa), sala 4, fila L, asiento 8. Para ver la película "Cars", Quinito ha pisado por primera vez un cine.

La cosa tenía su aquél, porque al crío, que aún no tiene cuatro años, le asustan los ruidos y voces muy fuertes, le dan un poco de cosa los sitios oscuros, y no sabía yo qué tal efecto le harían las imágenes tan grandes que salen en semejantes pantallas. Y no quería que le pasara como a José Luis Cano, que cuenta en uno de sus magníficos libros el miedo que pasó la primera vez que sus padres le llevaron a ver una película, tanto que hasta tiempo después tenía pesadillas y decía "¡Nooooo, al cine noooo!".

Píxar nos lo puso a huevo: ¡una película de coches! Donde, además, sale una grúa, un camión de bomberos, una gasolinera... Y los de Píxar son buenísimos, vaya si lo son: quien lo dude, que vea "Buscando a Nemo", que es un auténtico prodigio, además de una película de aventuras excelente.

El éxito estaba asegurado. Quinito se portó como un campeón. No vimos el final porque no se podía aguantar las ganas de hacer pis (de "pixar", que dirían los catalanes), pero salió encantado. Ahora tendremos que pasar por el aro de comprarle, en las próximas ocasiones de regalo, un surtido del merchandising de la película, pero pagaremos resignadamente el "canon" porque ha merecido la pena. La próxima vez que a Quinito le digamos que lo llevamos al cine, se dará un alegrón.

Y yo seguiré haciéndome una experta crítica cinematográfica del género infantil...

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

inde -

De momento, con lo que está encantado Quinito es con la peli. Y la verdad es que yo también, reconozco que me gustó. Particularmente, las secuencias tipo "road movie" son una auténtica pasada. No, si ya te digo que me haré experta crítica en el género...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Javier -


¡Quinito estará encantado contigo, le has descubierto la magia del cine!

Mi madre me llevaba desde muy pequeño al cine y se proveía de Marías y chocolate -no es lo que parece- por si la peli no era de mi agrado.

¡Dáles unos besos con babas a los dos!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres